Suena el despertador

2013/05/21

Sendoa nos cuenta como se las ingenia un triatleta que viaja alrededor del mundo para entrenar cuando se encuentra lejos de casa. Y es que no es tan difícil si de verdad nos lo proponemos. Desde entrenar en hermosos parques hasta trotar en cubiertas en cargueros en alta mar....¿el triatleta es o se hace?

Suena el despertador.
Son las 5:00 de la mañana.
Ciudad: Singapur
Tranquilos, no es una novela de espías, simplemente es una explicación de cómo un tipo que se dedica a realizar servicios técnicos por todo el mundo se lo monta para poder entrenar.
Esta vez nos han mandado a Singapur. Una ciudad que ofrece multitud de posibilidades para poder practicar cualquier deporte, pero si hay alguno que se puede realizar sin duda alguna, ése es correr. Una ciudad con una gran cantidad de parques, caminos y calles para correr, pero… su temperatura y humedad es el gran hándicap, por lo que hay que madrugar.


Riverside, ideal para correr
En mi caso no madrugo por la temperatura, ni por la humedad, madrugo porque en mi trabajo sé cuando entro a trabajar pero nunca sé cuando puedo acabar, así que para las cinco y cuarto estoy en la calle corriendo.
Empezamos trotando por el River Side, casualidad no soy el único loco, en esta ciudad hay mucha cultura de practicar deporte por las mañanas, la mayor parte de la gente sale a correr pero también se ve a gente caminado o practicando Tai-Chi.

Tai-Chi, la primera vez que vi a grupos practicando este arte marcial fue en la ciudad de Bei Lun, China, hace ya un año. Yo salía a correr sobre las cinco de la mañana debido al jet-lag ya que justo a esa hora acababan los partidos de fútbol de la Eurocopa (también me gusta el buen futbol, he de admitirlo).
Según el horario o la proximidad al centro de trabajo madrugo más o menos, aunque alguna vez he hecho alguna de las mías. En Sines, Portugal,  se me olvidó retrasar una hora el reloj y había quedado con un compañero para salir a correr a las cinco y media, por su puerto pesquero. Ese dia si que me miraron como a un bicho raro los pescadores que venían de faenar y alguno se echó unas buenas risas al verme una hora más tarde y recordarme la hora.


Cualquier piscina vale para entrenar...
En Sumatra, Indonesia me pase un mes hace ya tiempo, en una planta de papel. Vivíamos en bungalows y salíamos a correr después de trabajar por las avenidas de la factoría, allí nos miraban sorprendidos. En ciertos países y lugares donde el nivel de vida es tan bajo, no es muy común que la gente salga a correr. La terminal tenía una piscina de unos 25 metros, recuerdo que después de correr íbamos a nadar y que según nos tirábamos a la piscina, las ranas salían en estampida.
Guangzhou, China, corría por un parque que seguía el curso de un río. No recuerdo el nombre, pero recuerdo muy bien el color de su agua negra y el hedor que desprendía. Gracias a que el hotel en el que me alojaba tenía una buena piscina mantuve los entrenos, porque no siempre se puede nadar.
Durante unos años estuve navegando como maquinista naval: en petroleros, buques de productos destilados y al final, en buques gaseros. Allí no quedaba otra que correr por la cubierta cuando el mar lo permitía. Unas cuantas vueltas en un sentido y otras tantas en el otro con unas zapas con buena amortiguación. Barcos como el Conoco Patriot, Conoco Continental, Golar Viking, LNG Mraweh, LNG Mubaraz...siendo el único en el que no pude entrenar en su cubierta el M/T Vulcano por carecer éste de refuerzos externos.


Marina Bay Sands, me falta correr en su "cubierta"

En la maleta siempre van las gafas de nadar, bañador, chancletas, zapas de correr, camisetas, mallas o pantalones cortos, nunca falta el pulsometro, ni el GPS, aparte de la ropa normal y la de trabajo.
Cuando reservo un hotel, controlo que haya cerca parques o polideportivos para poder entrenar.
Bueno, ya llego de vuelta al hotel, 1h15m corriendo, los últimos 10 min suavecitos. Antes, al llegar a Marina Bay, donde se realiza la carrera de F1, he hecho unos cambios de ritmo de tres minutos como manda el plan y ya está amaneciendo. Ahora una ducha rápida, preparar la mochila, desayunar corriendo (algún día haremos algo relajados...), coger el taxi, aprovecho para leer un poco y a trabajar, ¿acabaré hoy pronto y podré ir a la piscina?

Marina Bay, circuito de F1
Que den pronto otra vez las 5 de la mañana, que yo lo que quiero es entrenar!
Por cierto, también pedaleo… cuando estoy en casa.

Sendoa Florez
Follow the Green, the Green Power!!!

4 comentarios:

  1. Muy buena cronica, triatleta viajero!!!!

    ResponderEliminar
  2. Sendo... eres el labordeta del enkarterritriatloi!!!!

    ResponderEliminar
  3. Con todo lo que viajas a ver sí te coincide con algún triatlon que puedas hacer aunque sea en aguas con caimanes Jajaja. Espero que sigas como hasta ahora disfrutando de lo que nos apasiona, y no es trabajar. Un saludo.

    Ironabad

    ResponderEliminar
  4. Sendoa, ¿dónde vas a nadar la próxima vez? Podemos montar expedición, que sé yo...a Iguazú o a algún fiordo!!
    Demostrando que quien quiere, entrena donde sea.

    Gallas

    ResponderEliminar

 
enkarterri triatloi © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions